Los ojos constituyen la parte más sensual y seductora del rostro. A través de ellos se manifiestan muchas de nuestras emociones y estados de ánimo.

El ondulado permanente de pestañas es un tratamiento estético que evita el debilitamiento provocado por el uso de encrespadores. Favorece el crecimiento, da fuerza y logra un efecto más alargado y arqueado en las pestañas, realzando tu mirada y expresión.

Este procedimiento implica adherir unos bigudíes pequeños a tus pestañas, los que le darán forman y acentuarán la curva natural de ellas. Luego se aplica la solución ondulante del kit profesional, que permitirá que el encrespado sea duradero en el tiempo. El ondulado durará aproximadamente 3 meses, dependiendo del cuidado que le des a tus pestañas.

Se recomienda este servicio a aquellas personas que tienen pestañas muy rectas, con remolinos, poco pobladas, muy cortas o que posean párpados caídos.

El tinte o tintura va a otorgar color y brillo, potenciará las pestañas escasas y también las muy claras. Además, permite librarse del uso continuo de la famosa mascara de pestañas.