Se trata de un tratamiento de preafirmación corporal, también utilizado en problemas circulatorios como las varices o telangiectasias , como así también para tratar la celulitis del tipo fláccida.

Se utilizan vendas impregnadas con un producto criogeno el cual produce una vasoconstricción superficial generando una vaso dilatación profunda compensatoria.

Ayudando a una mejor circulación sanguínea y nutrición de los tejidos. Por su parte la elastocompresión que generan las vendas modelan el cuerpo en forma considerable.

Al impregnar las vendas con el líquido, se envuelven con ellas la zona a tratar. Se produce un frío máximo a los 15 minutos. El frió intenso se sostiene hasta 30 minutos. El líquido enfría el cuerpo por conducción y convección con aire .En profundidad de tejidos locales, hay una disminución de 4 grados centígrados de temperatura.

Además, para potenciar el efecto de las vendas frías, se aconseja que el tratamiento se acompañe de masaje o drenaje linfático y sucesivamente de electroterapia.